jueves, 26 de julio de 2012

CASI ENTRE MIS MANOS

Ya me había pasado antes, ya había experimentado esa maravillosa sensación de tener ante mi algo realmente tuyo, algo que también sostuvieron tus manos y miraron tus ojos.
Hoy, en la Biblioteca Nacional, me he vuelto a emocionar vivamente ante tu genialidad y tu obra.
Sólo una vitrina protectora me separaba de ese maravilloso conjunto de pergaminos que tienen la gracia de haber sido dibujados y escritos por ti.
Me costaba trabajo separarme del Códice Madrid I. Se me llenaban los ojos de lágrimas al estar frente a tu obra sabiendo que no había en esta ocasión copias ni facsímiles, que era tu mano la ejecutora de tanta belleza, que probablemente haya huellas tuyas, gotitas de  tu saliva o de tu sudor.
Me he sentido muy feliz de haber tenido la ocasión única de mirar con mis propios ojos parte de tu tesoro, esa parte que gracias a Pompeo Leoni, gran escultor, está en Madrid; esto y ahora la nueva Monna Lisa de alguno de tus alumnos (de El Españolo probablemente). Es todo lo que poseemos y no es poco. Espero que colaboraras en alguna pinceladita de la clon de la enigmática madonna.
La Biblioteca Nacional y su equipo han hecho un excelente trabajo de restauración y de exposición. No sé cuando las nuevas generaciones tendrán oportunidad de volver a verlo pues me consta que volverán los códices a sus cajas de seguridad y a su cámara acorazada a buen recaudo de la destrucción o el deterioro, como debe ser.
No has dejado de estar de moda, siempre eres noticia y revolucionas el mundo a la mínima. Yo me propongo poco a poco acercarme más a ti. Quiero ver todo lo que pueda de tu obra, de tu vida, de tu persona, He empezado por lo que me queda cerca, por lo que traen a mi ciudad o alrededores de ti, pero con tiempo por delante, si Leonardo no viene a Paloma, Paloma irá a Leonardo, lo juro.
Se me hace adictivo sentir lo que siento ante todo lo tuyo y quiero más, quiero llorar en cada museo, ponerme nerviosa, maravillarme de ti. La gente no entiende muy bien tanta excitación por mi parte, yo no entiendo que no les cause la misma mezcla de fascinación, adoración y veneración a los demás.
Volveremos a encontrarnos, en mis sueños, en mi imaginación, en mis ficciones y en cualquier rinconcito donde esté tu esencia al que yo pueda llegar.
Hasta la próxima mi querido Leonardo. Volveré.

3 comentarios:

Merce dijo...

Es maravilloso lo que sientes por sus obras y por su vida. Espero y deseo que puedas ir a Italia para vivirlo más cerca, creo que disfrutarías como nadie y nos harías sentir y desear conocerle todavía más. Enhorabuena y Animo para continuar....

Esther Girbau dijo...

Que bien escribes. Me encantan tus comentarios.

Alberto dijo...

Otro loco más por leonardo. Ya sé que no es lo mismo, pero hay una versión digital en la red de sus escritos.

http://www.leonardodigitale.com/

y los codices de madrid en este sitio de la biblioteca nacional:

http://leonardo.bne.es/index.html

Yo tambien soy fan de Leonardo y de joven vi 2 exposiciones que vinieron a Barcelona:"estudios de la santa cena" con los estudios originales para el mural, y "estudios de la naturaleza".