domingo, 16 de septiembre de 2012

A ESTE SE PARECE UN POCO MAS


Cuando ví el destrozo que la buena doña Cecilia había hecho con un bonito y artístico fresco que retrataba el rostro de Jesús en su amarga pasión, lo primero que sentí fue rabia por la pérdida de una bella obra y pena por la anciana que con buena intención pero ningún sentido común se metió a caciquera con tan devastadores resultados. Lo segundo fué rastrear en mi memoria un ligero parecido (considerando que tal resultado no puede parecerse a nada más que a un bosquejo amorfo de un rostro), a mi no me recordaba a Paquirrín, pero me recordaba a alguien, al final di con ello. Realmente me recordaba a Jesús, bueno, a lo que hace años dijo alguien que era el auténtico rostro de Jesús tomando como referencia los cánones de la raza y de la época y de la clase social.
Tiene bemoles la coincidencia a mi parecer y ahí lo dejo para consuelo de la viejita zascandila con aspiraciones a pintora. Doña Cecilia, mire usted que pintar bosquecillos y bodegones y florecitas tiene poco que ver con pintar retratos, guarde usted los pinceles que al final va a parecer que las Caras de Belmez son obra suya.
Dicho esto de manera meramente anécdotica y con todo el respeto, el mayor, que me inspira la imagen de Nuestro Señor, os dejo a continuación un pequeño vídeo de un estudio realizado utilizando con rigor y precisión técnica el rostro que aparece en la Síndone de Turín, este sin duda está mucho mas cerca de la verdad, para los que nos interesamos en los sorprendentes e incomprensibles detalles de la santa reliquia, tan minuciosa en su información que no me queda mas remedio y me alegro enormemente  por ello, que considerarla milagrosa, cierta, veraz y estremecedora.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Pero que bien se te dan los parecidos razonables! Este está clavao, espero que Doña Cecilia lo lea y se anime.

Alberto dijo...

Es normal que el Jesus histórico tuviera la apariencia de un judío de su época, esta imagen nórdica es solo otra mistificación y transformación católica. Y mejor no opinar de la pintamonas que no sabe mezclar un color y se cree que puede restaurar una obra, que vergüenza, y encima la gente le ríe la gracia. Le tenían que haber denunciado por destruir patrimonio artistico.